Marcelo Grande, en Daimiel

El jueves pasado (día 20/12/2018) tuvo lugar en La Casa de la Cultura de Daimiel, la inauguración de la exposición de Marcelo Grande. En su blog, el propio autor nos dejaba estas palabras antes de la inauguración:

“No se cual va a ser la respuesta de la gente a mi exposición, ni siquiera se, si van a venir a verla , aunque algunos se que seguro me van acompañar esta tarde a las siete y media que es la inauguración y desde bastante lejos que vienen . Pocos, pero selectos. Suficientes para no encontrarme solo”

Y de ellas se pueden sacar al menos dos conclusiones claras. La modestia y sencillez de la gente grande, y la verdad de aquel dicho de que “nadie es profeta en su tierra”.

No, Marcelo Grande, por supuesto que no estuvo sólo en la inauguración, ni mucho menos, pero es increíble que un artista de esta categoría no parezca haber tenido por aquí por su tierra: La Mancha, el reconocimiento que debiera.

Nos encontramos ante un creador, de los de verdad, no alguien que copia temas, imita otras técnicas o mejora procedimientos ya creados por otros, sino de alguien que intenta crear ya aportar cosas nuevas a este convulso mundo del arte.

En su exposición por supuesto verás acuarelas, collages, oleos, cerámicas…, pero siempre con un tratamiento muy personal y junto a técnicas que no sabrás como calificar, como esos oleos rasgados con el cúter o la navaja, en las que parece que el autor en un toque de visceralidad parece querer acabar con su obra, pero que muy al contrario nos descubre lo que hay debajo, más allá de la superficialidad, como queriéndonos mostrar sus entrañas.

Y es que Marcelo Grande es un artista polifacético, que después de licenciarse en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona estudio en el Lester Polakov College de New York, y que ha realizado escenografías para obras en el Teatro Real y el Liceo y que ha estado vinculado al mundo de la dirección artística en el cine, hasta el punto de ser nominado a un Goya por su de vestuario en la película “Si te dicen que caí” de Vicente Aranda.

Toda una oportunidad la que se nos ofrece en Daimiel, hasta el 25 de enero para pasarnos por la Casa de la Cultura y conocer la obra de este gran artista manchego.

Anuncios

Las arrugas de la vida.

Visión parcial de la exposición "Las arrugas de la vida"
Visión parcial de la exposición “Las arrugas de la vida”

Pocas veces un título expresa tan bien el contenido de una exposición fotográfica. Efectivamente en las imágenes de esta exposición se nos muestran las arrugas de la vida, arrugas que reflejan miles de vivencias. Las de las 29 personas que han sido retratadas. Todas ellas nacidas entre los años 1922 y 1954.

El trabajo de investigación, porque no hablamos sólo de imágenes sin más, detrás hay una gran labor de investigación de aproximadamente un año, utilizando técnicas históricas y etnográficas, ha sido llevado a cabo por Amparo Gómez-Caraballo, Ana Isabel Trujillo y Laura García-Carpintero, las dos primeras profesoras y sociólogas en el centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Valdepeñas.

En las 32 imágenes de formato medio, que componen la exposición, podemos ver retratos de las 29 personas seleccionadas, gran parte de ellas usuarios del Centro de Mayores o del Centro del Alzheimer de Daimiel. Se trata siempre de retratos en los que el rostro ocupa toda la imagen, dejando mostrar bien el detalle de la piel. Dándonos a entender que no se oculta nada. El esquema de iluminación utilizado se intuye que ha sido muy sencillo, dando una gran sensación de naturalidad, donde lo que prima son dos elementos: visto muy de cera, los detalles del rostro, y un poco más de lejos la emoción de las expresiones. A veces llanto, a veces alegría, a veces incluso lágrimas o risas.

Todas las fotos van acompañadas de una cartela en la que aparte de los datos técnicos básicos de la toma (muy buen detalle), hay una frase de la persona fotografiada, generalmente muy emotiva, recomiendo su lectura. Así como una pequeña foto de la esa persona en su juventud, cumpliendo así uno de las sugerencias que le hizo a las autoras una de las personas elegidas: “Podrías poner fotos de cuando éramos más jóvenes, para que vean que también hemos sido guapas”.

La exposición que puede visitarse hasta el 9 de marzo en la Casa de Cultura de Daimiel, se completa con un pequeño audiovisual que lleva como fondo sonoro la canción “Toda una vida” y el que se van superponiendo fotos de las personas cuando eran jóvenes, y las actuales, junto con frases de distintos pensadores.

Para concluir. Una exposición fruto de un trabajo serio, en la que la fotografía cumple plenamente aquella función para la que fue creada, lejos de los frivolismos a los que estamos acostumbrados. Y unas imágenes que sin duda emocionaran a cualquiera, aunque advierto, que debido a la gran carga emocional que se desprende de algunos retratos, puede llegar a herir sensibilidades, sobre todo si somos de alguna forma cercanos a la persona retratada.

Información práctica:

Lugar: Casa de la Cultura de Daimiel

Fechas: del 17 de febrero al 9 de marzo.

Horario: de 18:30 a 20:30h de lunes a viernes.

De 12:00 a 14:00 h, domingos y festivos.

 

maravilla MANCHEGA (exposición de Pedro A. Gutierrez)

Pedro A. Gutierrez, autor de la exposición.
Pedro A. Gutierrez, autor de la exposición.

Ayer, a las 20:30h, en la Casa de la Cultura de Daimiel tuvo lugar la inauguración de la exposición fotográfica de Pedro Antonio Gutiérrez González-Mohino, y que este ha dado en titular: “maravilla MANCHEGA”.

Me une una gran amistad con Pedro desde hace algún tiempo debido a esta pasión compartida por la fotografía y la naturaleza, por lo que me pidió que le dedicara unas palabras para incluir en el folleto de presentación de la exposición, cosa que hice con mucho gusto, y que para no repetirme acerca de lo que opino sobre su fotografía reproduzco a continuación. No sin antes animar a todos a que visitéis esta magnífica exposición , en la que disfrutaréis de un trabajo fotográfico muy bien realizado sobre nuestro medio natural más cercano.

La gran fotógrafa americana Margaret Bourke-White decía que las fotos pueden ser bellas, pero también deben decir la verdad. En el caso de Pedro A. Gutierrez se cumplen las dos condiciones. Sus fotos reflejan escenas bellas, sacadas, casi arrancadas de la naturaleza, con esa facultad del fotógrafo para ver aquello que pasa desapercibido al resto de los humanos, y esa facilidad de la fotografía para detener el tiempo donde el fotógrafo ha decidido. Pero la fotografía de naturaleza no tiene valor si no es verdad, y las fotos de Pedro respiran sinceridad y naturalidad por todos lados. Lejos de montajes y artificios, sus imágenes nos transportan a ese momento íntimo que el autor vivió, en contacto con el medio, y de la que alguna forma quiere hacer partícipe al resto del mundo.

Las imágenes de esta exposición nos hablan de naturaleza en toda su extensión: paisaje, flora y fauna. Imágenes en las que no sólo se ha cuidado al detalle la parte técnica, sino que además todas ellas han sido realizadas y seleccionadas con una intención concreta por parte del autor. Tanto las más figurativas, como aquellas en la que predomina la abstracción, son imágenes que se alejan de las estridencias, transmitiendo siempre un sentimiento de calma y armonía a través de su  composición y juego cromático.

Os invito a  recoger esta propuesta de Pedro A. Gutierrez  y disfrutar de cada una de las imágenes de esta magnífica exposición.

José Ant. Alcázar Gómez del Moral

Datos prácticos:

Lugar de la exposición: Casa de la Cultura de Daimiel.

Fechas: del 25 de agosto al 23 de septiembre de 2016

Horario: aún por determinar.

Confusiones: Lo que pasa en la calle . Más que una exposición.

Ayer, 22 de Febrero, se inauguraba en la sala de exposiciones de la Casa De La Cultura de Daimiel la exposición titulada “Confusiones”. Se trata de una exposición itinerante, que surge como una iniciativa promovida por la Asociación Juvenil Breakdance Salamanca para el Área de Inclusión Social de Cáritas Diocesana de Salamanca, contando con la colaboración de la obra social de “La Caixa”  y participantes del programa “Nadie sin hogar”, y en el que gracias a la colaboración de artistas de distintas disciplinas, se llevaron a cabo varios talleres enfocados a promover las habilidades e inquietudes de todos los participantes. Y todo ello con una idea presente que “A PARTICIPAR SE APRENDE PARTICIPANDO”.

Previa a la inauguración de la exposición se llevó a cabo una mesa redonda moderada por Maite García, responsable de la ‘Casa de Abraham’ de Daimiel, y en la que estaban también presentes María del Carmen Nieto, coordinadora del Programa de Personas sin hogar de Cáritas Ciudad Real, dos  voluntarios de Cáritas: Juan Jimenez, Guadalupe Ausín y dos participantes en el proyecto: Prado Espinosa y Begoña Gómez.

Por los participantes en la mesa se insistió en la necesidad de potenciar las habilidades y capacidades de cada persona, sobre todo de los más excluidos socialmente, para intégralos en la sociedad haciéndoles ver que son útiles y que todos  tenemos algo que aportar.

Esto es lo que Marí Carmen Nieto denomina “Proceso de Empoderamiento” y que es fundamental para que la persona se sienta valorada, y capaz de llevar a cabo acciones fruto de sus propias decisiones.

Al final casi no hablo de la exposición, que es de lo que va este blog, pero creo que era muy necesario hacer todo este preámbulo, pues es una de esas ocasiones, en las que el arte, concrétamente la fotografía, cumple una función mucho más importante que la meramente artística. Pero sí diré, que aparte de todo esto, la exposición desde un punto de vista fotográfico, merece y mucho la pena, pues se trata de una colección de fotografías, retratos de estudio para ser más precisos, realizados con una técnica impecable y revelados con una calidad que no es fácil ver en exposiciones fotográficas. Es una auténtica gozada disfrutar estas imágenes de cerca y poder observar, como digo, la gran calidad de impresión tanto en resolución como en fidelidad del color. Además, y como no podía ser de otra forma, se trata de retratos que todos muestran un mensaje, un mensaje que nos interroga y nos hace pensar.

No hay mucho tiempo para visitarla pues parece ser que sólo estará expuesta del 22 al 28 de este mes de febrero.

Información de Interés:

Lugar: Casa de La Cultura de Daimiel

Fechas: del 22 al 28 de febrero

Horario: De lunes a viernes de 18:30 a 20:30 horas. Festivos de 12:00 a 14:00 horas.

 

 

Castilla La Mancha y Nueva York en armonía.

Vista parcial de la exposición: Castilla La Mancha y Nueva York en armonía
Vista parcial de la exposición: Castilla La Mancha y Nueva York en armonía

Aunque la exposición ya ha terminado, quiero dejar constancia en el blog del paso  por nuestra localidad de la misma. Se trata de la exposición presentada con el nombre de “Castilla-La Mancha y Nueva York en armonía” Una exposición itinerante de José Talavera que yo ya he tenido la ocasión de visitar en dos lugares distintos de nuestra provincia, y que para quien aún no la conozca seguramente tendrá una próxima oportunidad en alguna otra localidad próxima.

En ella, su autor José Talavera ayudado por el fotógrafo Victor Prieto nos muestra toda suerte de similitudes entre la ciudad de Nueva York y Castilla La Mancha tanto en sus edificios y paisajes urbanos como en sus personajes y escenas de la vida diaria. A veces las similitudes son muy evidentes y otras veces no se ven tan a primera vista, lo que hace su observación incluso más interesante.

Y es que ya lo dijo Azorín cuando denomino a Albacete la Nueva York de la Mancha.

La exposición está formada por 25 pares de fotografías de 60 x 40  en la que se muestran pares de fotografías de uno y otro lugar, Castilla La Mancha y Nueva York para establecer la comparativa, en un trabajo que según los autores les ha llevado año y medio.

 

La exposición ha estado en la Casa de La Cultura de Daimiel del 12 al 21 de Enero de 2016. Y si alguien conoce si está previsto exponerla en algún otro lugar podría indicarlo en los comentarios de esta entrada para todos aquellos que estén interesado.

Miradas de Abisinia, por Cecilio Romero

Vista parcial de la exposición: Miradas de Abisinia.
Vista parcial de la exposición: Miradas de Abisinia.

Hasta esta mañana no he podido contemplar esta exposición, que ya está a punto de concluir, pero que para quién lo desee, aún puede buscar algún que otro hueco hasta el día 3 de enero.

Se trata de la exposición titulada “Miradas de Abisinia”, en la que el fotógrafo Cecilio Romero, por lo que veo a través de algunos de sus trabajos, especializado en fotografía de viajes, nos muestra una selección de imágenes extraídas de las más de 5000 fotos realizadas en un viaje de 20 días por Etiopía, y del que hace ahora más de tres años.

En las imágenes, el autor trata de acercarnos a las costumbres y a las gentes que pueblan ese convulso país, inmerso frecuentemente en guerras y hambrunas, de las que tantas imágenes tenemos grabadas en nuestro inconsciente a través de los medios de comunicación.

Predominan sobre todo los retratos, aunque también hay fotos que nos muestran algunos templos o espacios naturales del entorno, y dentro de los retratos, el autor se centra sobre todo en la mujer, quizás por el papel preponderante que esta suele tener en muchas de las tribus de esa zona de África.

A parte del colorido y la luz de las imágenes, tan característico del continente africano,  me han gustado sobre todo los retratos, y más concretamente esas miradas a veces interrogantes, a veces perdidas, pero siempre llenas de expresión

La fotografías están reveladas sobre papel satinado y montada sobre cartón pluma de aproximadamente  60x40cm. Creo que un papel con más brillo hubiera resaltado más el colorido de estas imágenes, aunque entiendo que el seleccionado es quizás más adecuado al no tener la foto ninguna protección y tratarse de una exposición itinerante. Es cierto que a algunas de ellas se le podrían poner algunos reparos técnicos, en los que no voy a entrar, pues realmente lo importante de esta exposición es su valor documental y antropológico, y el hecho de que nos ayude a conocer un poco mejor esa zona aún tan desconocida de nuestro Planeta.

Datos de Interés:

Lugar de la exposición: Sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de Daimiel

Horario: abierta hasta el 3 de enero de 18:30 a 20:30 horas y festivos de 12:00 a 14:00 horas. El 25 de diciembre y 1 de enero permanecerá cerrada.

Daimiel: Paisajes para la Solidaridad

Programa de mano de la exposición.
Programa de mano de la exposición.

Terminada ya mi exposición: “Daimiel: Paisajes para la solidaridad” que tuvo lugar en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de Daimiel, del 5 al 26 de diciembre de 2014, pongo esta entrada en el blog para dejar constancia de mi agradecimiento todos los asistentes, tanto a la inauguración como a los que posteriormente han visitado la misma, que me consta que han sido mucho. Y por supuesto mi más sincero agradecimiento a todos los que han adquirido alguna obra, sobre todo, porque como saben todo el importe recaudado de las ventas ha sido entregado a Caritas Interparroquial, institución que me consta hará de ello un buen uso entre los más necesitados.

En está ocasión y para no hablar yo mismo de mi propia exposición, a continuación transcribo el artículo que sobre la misma realizo Jesús Sánchez-Matero Gómez-Limón (historiador del arte), y que apareció en el número de Enero/2015 del periódico “Las Tablas”.

El seguimiento completo de la exposición pude hacerse en la página:

http://www.ciberquijote.com/dedaimiel/expodaimiel2014/index.html

y la siguiente página de flickr están recogidas todas las imágenes expuestas, así como fotos de la inauguración y relacionadas con la misma.

https://www.flickr.com/photos/exposicionesdejalcazar/sets/

 

Articulo sobre la exposición de Jesús Sánchez-Matero Gómez-Limón (historiador del arte)

JOSE ANTONIO ALCAZAR, FOTOGRAFÍAS DE NUESTRO ENTORNO”

Cual vigía de nuestro paisaje manchego al que arrebata espléndidos amaneceres y expía cuando el sol sucumbe en el crepúsculo, José Antonio Alcázar Gómez del Moral (Daimiel 1962) toma la naturaleza próxima como “leitmotiv” para su primera gran presentación artística en su pueblo. Lleva años de ingente experiencia fotográfica, amplio currículo, con técnica precisa ha ido realizando infinidad de tomas en las que la calidad está mas que demostrada. Por fin, ya era hora, nos va a enseñar su interesante labor artística, por primera vez una amplia muestra de sus fotografías podrán visionarse del 5 al 26 de diciembre en la Casa de Cultura.

Los días previos al montaje de una exposición no son los mas apropiados para acercarse a un artista ya que son jornadas de intensa actividad pero Alcázar me recibe con su acostumbrada modestia teñida de nerviosismo que no traduce otra cosa que la responsabilidad que se trae entre manos. ¿Por qué “Daimiel, paisajes para la solidaridad”? inmediatamente responde “La explicación del título es que prácticamente todo lo que se mostrará será paisajes de Daimiel (no sólo de las Tablas) y porque toda la recaudación que se obtenga de la venta de las fotos se entregará íntegramente a Cáritas Parroquial de Daimiel”.

Mi segunda cuestión va relacionada con los objetivos que se ha planteado para esta primera gran introducción de su obra en Daimiel “Mi pretensión es mostrar que la diferencia entre cualquier foto de las miles que aparecen en diferentes medios y una buena fotografía, mas allá de las consideraciones estéticas, que también cuentan, claro está, es que tenga una intención, un propósito, que el autor pretenda contar algo. En mi caso, en el que el tema principal es la fotografía de naturaleza, y sobre todo de paisaje, quiero aportar mi grano de arena a la concienciación sobre la necesidad de preservar nuestros paisajes rurales: arboledas, ríos, caminos, veredas, etc. Todo ello además desde mi condición de socio de AEFONA (Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza), que compromete a respetar un código ético muy estricto a la hora de desarrollar la actividad fotográfica”.

Tambien me comenta que para esta muestra tendrá de Comisaria a María Alcázar Soria, una  persona que conoce y es participe de toda su obra, con ella ha elaborado y trabajado este atrayente, curioso y firme proyecto expositivo. Al interesarme por lo que veremos en estos cotidianos paisajes daimieleños me presenta una docena de instantáneas que debo reconocer me dejan absolutamente atónito: Amarillos verdosos se confunden en un negruzco cielo de inminente tormenta, alborotadas nubes parecen creadas para un paraje recién segado, emparrados plantíos de gradaciones ocres resplandecen en un firmamento de equilibrada composición, amapolas arropadas entre trigos remolinados dejan a la intemperie una gran nube teñida de azul oscuro, dobles caminos tienen como único destino un inusitado firmamento de gradaciones amarillas, ocres y blancas que enlazan un sutil azulado, surcos imposibles se refugian en el horizonte de una bellísima casilla arruinada, amapolas guarecidas en una pared de ruinoso encalado, charcos que reflejan arquitecturas totalmente identificables, niebla que baña de poesía los tarayes de Las Tablas o los imprescindibles dorados atardeceres de nuestro Parque Nacional desde una antigua barca de pescadores con un punto de fuga de azuladas nubes… Son una introducción  a las aproximadamente cincuenta obras que vamos a poder ver en esta exposición.

Otra de las facetas que domina este daimieleño es el mundo informático por eso me traslada que esta muestra presentará otra novedad “todas las fotos tendrán en su etiqueta correspondiente un código QR (también llamado BIDI) que permitirá acceder con el móvil a una página en la que se comentarán los datos de la fotografía, no sólo datos técnicos, sino comentarios que a mi me parecen interesantes sobre esa foto. Y digo que esto es importante por que con ello quiero dar categoría a la formación visual, de la que creo que estamos muy necesitados, a pesar de que vivimos en un mundo en el que somos bombardeados con millones de imágenes”.

Alcázar además me confiesa su implicación con el movimiento “only raw” y me lo explica: “es una ideología fotográfica que pretende ganar la credibilidad del espectador garantizando que las imágenes no han sido manipuladas en el procesado, y que sobre ellas sólo se han realizado los ajustes básicos del revelado que afectan a toda la escena en su conjunto. Cuando no es así, se advierte, como en un apartado de la exposición que denomino fotopinturas y que son fotografías retocadas con pinceles digitales, dando como resultado una obra gráfica, que puede tener, o no, valor artístico, pero que no puede considerarse, al menos para mi, como fotografía”. Como persona comprometida en esta primera gran muestra de su obra en Daimiel tambien quiere ser solidario “Y lo de donar la recaudación a una institución benéfica como Caritas surge como una obligación personal, para de alguna forma, devolver a la sociedad todo aquello que recibo a través de la fotografía, tantos momentos de calma de los que disfruto mientras busco los escenarios para mis fotos, y la satisfacción de ver luego conseguida la imagen que buscaba”.

Déjenme recomendarles no perderse  esta muestra de nuestro paisano. En la obra fotográfica que Alcázar nos ofrece percibimos lo ya visionado pero con la presentación insólita de una panorámica decididamente nueva, son instantáneas pensadas hasta en los mas mínimos detalles. Estamos ante paisajes de sobra conocidos pero vislumbramos un universo absolutamente novedoso, de una gran originalidad. El daimieleño se entrega con honradez a la cámara y enriquece sin duda alguna nuestro mundo de espectadores. Es admirable la indiscutible belleza que atrapa en sus instantáneas de irrefutable seriedad y firmeza técnica. Desde luego realiza fotografías nada improvisadas aunque aparentemente pueda parecernos lo contrario a primera vista. Un firme, trabajado y bien estructurado proyecto expositivo que les aconsejo no deben dejar pasar sin verlo.